CERRAR

Gracias por leer nuestros informes. El periodismo independiente no se financia solo. Necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña. No importa en qué parte del mundo estés.

Mental Health
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Mental Health Perspectives

5 maneras de romper con la idea de que existes para complacer a tus padres

"Lady Bird". Fotografía: A24
Words mor.bo Reading 5 minutos

¿Hay alguna relación en nuestra vida más compleja que aquella con nuestros padres? Probablemente no. A lo largo de nuestras vidas, nos sentimos obligados a complacerlos de muchas maneras, y ¿quién puede culparnos? Nos trajeron al mundo, nos mantuvieron a salvo, nos alimentaron y nos cuidaron… nos mantuvieron vivos, literalmente. No es de extrañar que muchos de nosotros pensemos por defecto que nuestros padres saben lo que es mejor para nosotros, incluso más que nosotros mismos, incluso si ya somos adultos. Cuando crecemos, nuestros padres son los que se encargan de decirnos (entre otras cosas) que nuestras responsabilidades en la vida son sacar buenas notas, encontrar un buen trabajo, casarnos y tener hijos.

¿Qué puedes hacer si tu familia no acepta tu identidad LGBTQI+?

Pero lo cierto es que el camino de cada persona es diferente, lo que puede llevar a algunos conflictos como discusiones sobre nuestras elecciones de vida que nos lleva a sentir poco a poco cosas como culpa y vergüenza por no cumplir las expectativas de nuestros padres. Si bien es cierto que a la mayoría de nosotros nos gusta tener la aprobación de los demás, especialmente de aquellos cuyo juicio respetamos, llega un punto en nuestras vidas que debemos romper con esa dependencia y búsqueda de aprobación para vivir una vida más plena y auténtica, pues cuando dejamos que nuestra necesidad de aprobación influya en nuestra valía y en la dirección de nuestra vida, puede estropear nuestro sentido de la felicidad y provocar una ansiedad implacable. La buena noticia es que podemos seguir anhelando la aprobación de nuestros padres pero vivir felices sin ella. Hoy te damos algunos tips sobre cómo dejar de buscar complacerlos constantemente para darte la prioridad.

Publicidad

Deja de intentar complacerles

Sí, es normal querer la aprobación de tus padres, pero algunos padres son casi imposibles de complacer. Y lo que es más importante, es tu vida y tienes derecho a tomar tus propias decisiones y hacer lo que te hace sentir bien. Vivir tu vida de acuerdo con los valores y objetivos de otra persona te dejará crónicamente infeliz. Y si vives tu vida tratando de complacer a tus padres, serás su rehén, buscando siempre la validación y el amor de personas que probablemente no puedan dártelo. Recuerda que cuando les das este tipo de poder, permites que tus padres determinen tu autoestima y que te digan si eres inteligente, con éxito, una persona que vale la pena… algo que solo depende de ti. Cambiar lo que quieres para ti por lo que tus padres quieren de ti nunca es una excusa para sacrificar tu felicidad.

Establece y haz cumplir tus propios límites

Los límites nos ayudan a establecer expectativas y unos límites claros sobre cómo nos pueden tratar los demás y a crear un espacio emocional y físico entre tú y tus padres. Esto es algo que probablemente no tuviste mientras crecías, así que puede resultar incómodo establecer límites y empezar a decirle a tus padres cómo quieres que te traten. ¿Hacen comentarios inapropiados sobre tu vida, tu carrera o tu pareja? Te entendemos. Algunas personas se resisten a los límites; quieren tener el control… pero no dejes que eso te disuada. Los límites son esenciales en todas las relaciones saludables. Está bien limitar el contacto con tus padres. Las relaciones deben basarse en el respeto y no puedes respetar a las personas que te tratan mal continuamente, ¿cierto?

Recuerda que tú eres la única persona de quien necesitas aprobación

Date a ti mismo lo que buscas, que en la mayoría de los casos es amor y aceptación. La fuente de gran parte de nuestro dolor y sufrimiento, así como de nuestra alegría y felicidad, somos nosotros. A menudo buscamos que los demás nos den lo que necesitamos darnos a nosotros mismos. Cuando nos amamos y aprobamos, ocurren dos cosas importantes: en primer lugar, nos volvemos menos necesitados de la aprobación de los demás. En segundo lugar, como nos la estamos dando a nosotros mismos y no estamos tan necesitados de ella por parte de los demás, a menudo recibimos aún más amor y aceptación de los que nos rodean.

Desecha la noción de que la aprobación equivale al amor

Sin que suene a libro de autoayuda, recuerdate que la aprobación no equivale al amor, lo cual es un recordatorio útil para cualquier relación en tu vida. Depender de la aprobación de otros nos impide vivir con autenticidad. Si nos sentimos entusiasmados con algo pero decidimos no hacerlo porque nuestros padres no están de acuerdo, es cuando tenemos que reconsiderar qué estamos haciendo. Y sí, la aprobación de los padres puede ser agradable, pero no es necesaria. Así que descártala de tu necesidades emocionales.

Publicidad

Cuídate y quiérete

Lidiar constantemente con la aprobación de los padres es estresante, y ese estrés pasa factura a tu salud emocional y física. Es esencial que te cuides mucho. Empieza por lo básico, como comer sano, descansar y dormir lo suficiente, hacer ejercicio, relacionarte con personas positivas, reconocer tus sentimientos y darles una salida saludable, buscar apoyo y divertirte. Será más fácil establecer límites, elegir responder de forma diferente o separarse cuando te encuentres en tu mejor momento físico y emocional. Mientras realizas este importante trabajo interno, recuerda que el amor, la aceptación y la aprobación que realmente buscamos son los nuestros, y la respuesta a nuestras necesidades está justo dentro de nosotros, como casi siempre.

Gracias por leer nuestros informes. El periodismo independiente no se financia solo. Necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 por WebPay (si estás en Chile) o un USD 1 por PayPal (si estás fuera de Chile).

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 1
    Me gustó
  • Me prendió
  • 6
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde
   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar
NIGHT MODE DAY MODE