NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH
CLOSE

Contemporary Store

Ya está disponible nuestra exclusiva merchandise. Regístrate en nuestra store y obtén un 20% OFF en tu primera compra.

Ir a la store 🔥
Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Lists Perspectives

7 cosas que debes saber antes de ir a terapia por primera vez

"Bojack Horseman". Fotografía: Nerflix
Words mor.bo

La vida está llena de un sinfín de razones por las que buscar la ayuda de un terapeuta puede ser beneficioso: las exigencias cada vez mayores del trabajo, las responsabilidades domésticas, los problemas familiares y de relaciones o cualquier condición de salud mental.

Durante los últimos meses de la pandemia, todos hemos pasado por momentos difíciles, y que han puesto a prueba hasta la persona más estoica, y muchos nos hemos dado cuenta de que tal vez necesitamos ayuda profesional para mejorar ciertos aspectos de nuestra salud mental. Y eso es maravilloso: debemos comenzar a tratar la salud mental como algo tan importante como la salud física, pues esta es la única manera de normalizar estos problemas y dejar atrás los estigmas.

Así que si estás buscando un terapeuta, los mismos expertos serán los primeros en decirte que hay un puñado de cosas que debes saber antes de meterte en todo este proceso. Para empezar, ¿dónde encontrar un buen terapeuta? ¿Cómo te sentirás? ¿Cuánto trabajo conlleva esto? Hoy, reunimos una serie de claves que debes conocer antes de ir por primera vez a terapia. Pero no tengas miedo, este es el principio de un viaje difícil pero que vale la pena para que eventualmente te sientas mejor contigo mismo.

1. Busca bien qué es lo que deseas

Si buscas orientación, hay muchas opciones diferentes: terapeutas, coaches, psicólogos, psiquiatras y más. Investiga un poco antes de saber qué es lo que necesitas. El término “terapeuta” puede aplicarse a todo, desde un psicólogo clínico licenciado que tiene un doctorado en psicología, tiene licencia para practicar la psicoterapia, tiene miles de horas de formación y experiencia, hasta un autoproclamado “sanador” con poca o ninguna formación. Si consigues a alguien que te interese, investiga su educación, cuánto tiempo lleva ejerciendo, y cuál es su especialidad. Si no lo consigues en Internet, pregúntale al terapeuta. Si no te lo dice, cancela tu cita y busca una persona calificada.

2. Debes confiar en tu terapeuta

La mejor manera de tener resultados positivos y una experiencia que te ayude como deseas, es una relación de confianza entre tu terapeuta y tú. A veces debes confiar en tu sentico común o tu instinto para saber con quién trabajarás mejor de acuerdo a su vibra o energía. La psicoterapia se trata de conectar tu corazón, tu mente y tu cuerpo. Así que escúchate a ti mismo cuando busques un terapeuta.

3. La primera sesión puede ser bastante intensa

Vamos a ser sinceros: lo más probable es que termines llorando durante toda la primera sesión con tu terapeuta, y sientas que no puedes controlarte. Esto es absolutamente normal: quizás tienes un buen tiempo reprimiendo estas emociones, y saber que finalmente estás con alguien que puede ayudarte es una experiencia bastante intensa. No te preocupes, pues poco a poco te irás recalibrando hasta sentirte más cómodo.

4. Mantén la honestidad

No tiene sentido difrazar lo que dices en tus sesiones: solo te va a doler más tarde. Así que se completamente honesto, pues de lo contrario estos encuentros serán una pérdida de tiempo y de dinero. Sí, ser directo, sincero y vomitar todo lo que sientes a un extraño no es lo más natural al principio, y quizás no te sientas lo suficientemente confiado para contarlo todo, pero no guardes secretos ni digas mentiras: decir la verdad es vital para hacer los cambios que quieres y lograr un verdadero progreso.

5. La terapia requiere trabajo

Cuando empieces a ver a un terapeuta, prepárate para trabajar — fuera del consultorio. Si bien tus citas con tu terapeuta podrán servirte como guía y para aprender ciertas herramientas, el trabajo más difícil ocurre en la vida diaria, cuando debas aplicarlo. Así que la mayor parte de los resultados podrás lograrlos siempre y cuando tengas la voluntad de mejorar y cambiar internamente. Si bien el proceso puede ser complicado y tomar un poco de tu energía, vale la pena.

6. Habla si estás en desacuerdo con algo

La terapia debe sentirse como un espacio seguro y cómodo donde puedas decir cualquier cosa. Y eso incluye si no entiendes algo, si tu terapeuta te hace enojar, si no estás de acuerdo con algo que dijo, o si tienes miedo de lo que te dirá. Es positivo sacar a relucir esos temas, pues tus experiencias y punto de vista ayudarán a tu terapista a entennderte mejor y así poder ayudarte. Además, esto no sólo te ayuda a practicar si luchas para evitar el conflicto o para hacerte valer, sino que también permite a tu terapeuta adaptar el tratamiento a lo que más te convenga.

7. Cuando las cosas no funcionen, no temas en buscar a alguien nuevo

No tengas miedo de cambiar de terapeuta si no te parece que encajes bien con esa persona. Este es tu proceso y debes trabajar con alguien en quien confíes. De lo contrario, no tiene sentido. La terapia se trata de tu viaje hacia una mejora interna significativa, y un terapeuta que se sienta cómodo en su práctica no se lo tomará como algo personal. Tu salud mental no es un momento para ser complaciente con la gente o para preocuparse por herir sentimientos.

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 5
    Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • 1
    WTF!
  • Me confunde
NIGHT MODE DAY MODE