CERRAR

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Perspectives

Boris Johnson urge al Reino Unido “prepararse” para un Brexit sin acuerdo

Boris Johnson. Fotografía: CNN
Words mor.bo

Más de cuatro años después de un controversial voto popular en el que el Reino Unido pidió a su gobierno que el país abandonara la Unión Europea, y tras cientos de viajes, negociaciones y conversaciones, el premier británico Boris Johnson pidió hoy al Reino Unido “prepararse” para dejar el período de transición de Brexit sin un nuevo acuerdo comercial con la Unión Europea después de que las conversaciones se estancaron.

El primer ministro del Reino Unido dijo el viernes por la mañana que el país debe prepararse para dejar la UE sin un nuevo acuerdo comercial en vigor (o lo que él describió como un acuerdo de estilo “Australia” con la UE) a menos que haya un “cambio fundamental de enfoque” por parte de los negociadores europeos. Johson dijo que sentía que era improbable que se llegara a un acuerdo con Bruselas antes de que el período de transición terminara el 1° de enero de 2021, después de evaluar el estado de las negociaciones tras la cumbre del Consejo Europeo de la semana pasada.

Sin embargo, el primer ministro no se fue de las conversaciones como había amenazado anteriormente, y el negociador principal de la UE, Michel Barnier, todavía tiene programada una visita a Londres para mantener más conversaciones la próxima semana. Instando a la UE a cambiar su posición en las conversaciones, Johnson dijo que “desde el principio nosotros [el Reino Unido] teníamos totalmente claro que no queríamos nada más complicado que una relación al estilo de Canadá, basada en la amistad y el libre comercio. A juzgar por la última cumbre de la UE en Bruselas, eso no funcionará para nuestros socios de la UE”.

Añadió: “La UE quiere la capacidad continua de controlar nuestra libertad legislativa, nuestras pesquerías, de una manera que es obviamente inaceptable para un país independiente. Y como solo nos quedan diez semanas hasta el final del período de transición el 1° de enero, tengo que emitir un juicio sobre el resultado probable y prepararnos a todos. Y dado que se han negado a negociar seriamente durante gran parte de los últimos meses, y dado que esta cumbre parece descartar explícitamente un acuerdo al estilo del Canadá, he llegado a la conclusión de que debemos prepararnos para el 1º de enero con acuerdos más parecidos a los de Australia, basados en principios sencillos de libre comercio mundial”.

El primer ministro dijo que era “el momento de que nuestros negocios se preparen, y que los transportistas se preparen, y que los viajeros se preparen” para comerciar con el mayor socio comercial del Reino Unido sin un acuerdo en vigor.

Las dos partes están luchando para llegar a un acuerdo sobre el tema de la pesca, con los estados costeros europeos (en particular Francia)con el objetivo de mantener el mayor acceso posible a las aguas británicas. El Primer Ministro Johnson también se muestra reacio a firmar la posición de la UE sobre lo que Bruselas llama un level playing field, es decir, reglas diseñadas para evitar que el Reino Unido subcotice el mercado de la UE, y viceversa. Si no se llega a un acuerdo comercial con la UE, se producirían graves trastornos en todo el Reino Unido.

Tendría como consecuencia que los aranceles se aplicarían a los productos que entran y salen de Europa, lo que provocaría un aumento de los precios en los supermercados del Reino Unido y haría que fuera más caro para las empresas británicas venderle a la UE, sus socios estratégicos. También provocaría retrasos en las importaciones de alimentos, medicinas y otros bienes, con el gobierno del Reino Unido preparándose para largas filas de miles de camiones en la autopista.

Una encuesta publicada la semana pasada encontró que casi dos tercios de los británicos, un 64%, creían que no llegar a un acuerdo antes del final del período de transición de Brexit sería un “mal” resultado para el país.

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde