CLOSE
Follow 🔥
Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Art Beauty

Conoce a Jenkin van Zyl, el makeup artist que combina el erotismo, el terror y la fantasía en sus propuestas

Jenkin van Zyl. Fotografía: Instagram @jenkinvanzyl
Words Carlos Turmero

Siempre sorprende de alguna forma descubrir talentos alrededor del mundo que tienen una carrera que no abarca un único rubro sino que es multidisciplinaria y se expresa en diversas formas. Ese es el caso de Jenkin van Zyl, un artista con una práctica multidisciplinaria que abarca el maquillaje, la moda, el cine, el arte interpretativo, la escritura, la escultura y más.

Jenkin nació en 1993 y se crió en Surrey, un condado ubicado al norte de Londres; sin embargo, es difícil ver algún rastro de uno de los condados más elegantes de Gran Bretaña en su aspecto o, incluso, en su obra; en todo caso, es un salvaje y alegre gesto de desaprobación. El despertar creativo de Jenkin se dio a los 11 años, la primera vez que usó la bolsa de maquillaje de su madre, se puso una peluca y representó una versión drag de EastEnders, una popular telenovela británica de los 80, según comentó en una oportunidad para i-D.

Publicidad

Todo lo que tiene que ver con Van Zyl te hace pensar dos veces. Por ejemplo, ese es su nombre, producto de dos padres sudafricanos que se mudaron a Londres a principios de los 90 y se quedaron. En Sudáfrica, dice su nombre es tan común como Smith. Jenkin, por su parte, fue elegido al azar de un libro de nombres. Van Zyl, hijo único, creció junto a un bosque, lo que significaba que la mayoría de sus juegos de imaginación estaban “muy basados en el bosque”, comentó en una oportunidad para 10 Magazine. “Estaba obsesionado con los sotobosques y la construcción de fortalezas”. Aparte de eso, sin embargo, su infancia fue “totalmente mundana, como lo es esa zona”. Su análisis general de la vida antes de los 18 años es “una mierda total”. Sin embargo, su imaginación estaba bien arraigada, y ya le fascinaban los disfraces; cada Halloween, hacía que su madre le ayudara a preparar su traje de bruja. “En el colegio siempre me veían como ‘raro’ o ‘freaky'”, admitió en esa oportunidad.

Este graduado de la Slade School of Fine Arts crea looks hipnotizantes y viscerales que se muestran dentro de instalaciones y esculturas que “son como fugas de las películas”. Sus obras, cargadas de erotismo, son representaciones con el terror como columna vertebral, aunque exploren temas transgresores complejos. Para el artista, la creatividad es un espacio de dar forma a “comunidades y espacios queer en los que, por muy mal que estén las cosas fuera de ellos, podemos seguir prosperando dentro”.

En un día normal, se puede encontrar al artista vistiendo un conjunto que representa varios periodos históricos sacado de los “montones de trajes de teatro polvorientos” que cuelgan en los estantes de su piso del este de Londres. Van Zyl también se ha vuelto bastante bueno en la aplicación de las prótesis faciales que aparecen en sus imágenes de Instagram, así como en los audiovisuales que crea, que a menudo requieren trajes inflables y bastante sangre falsa.

Con respecto a su imagen personal, el artista comentó a VOGUE que no le da pena que hubo mucho de ensayo y error, hasta que logró dar con la estética y la imagen con la que quería presentarse al mundo y que verdaderamente lo representara.

“Como la mayoría de la gente que conozco, el desarrollo de mi look fue una combinación de ensayo y error, y un préstamo de lo que otras personas estaban haciendo en las pistas de baile o en línea”.

Es difícil resumir las mini películas de van Zyl, pero tal vez se podría decir que están inspiradas en el terror y la ciencia ficción y el gore, “re imaginaciones queer” de películas antiguas ambientadas en lúgubres escenarios cinematográficos abandonados. A partir de las entrañas de algo antiguo, recrea algo bastante nuevo y bastante aterrador, que parece especialmente adecuado para lo que él llama “el actual paisaje infernal en el que nos encontramos”.

Apoya el periodismo abierto e independiente de MOR.BO. El 2021 ha sido un año de serios desafíos y dificultades. Puedes ayudar a mantener nuestros informes de alto impacto realizando una compra en nuestra MOR.BO Contemporary Store que cuenta con objetos de edición limitada.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 1
    Me gustó
  • 1
    Me prendió
  • 1
    Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde
   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar
NIGHT MODE DAY MODE