NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH         NEW STORE         NEW MERCH
CLOSE
Follow 🔥
Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Politics

EE.UU.: Fiscal General investigará acusaciones de fraude electoral; Biden-Harris tomarán acciones legales si no se facilita la transición

Las elecciones en Estados Unidos siguen generando polémica y reacciones. Fotografía: Erin Scott/Reuters
Words Carlos Turmero

Hoy exactamente se cumple una semana de las elecciones presidenciales en Estados Unidos, o técnicamente de la finalización del proceso de votación, porque no hay duda en que estos comicios han pasado por varias etapas y vendrán otras más, dado que se siguen generando informaciones y cuestionamientos luego de Joe Biden fuera declarado como el ganador de las elecciones tras su triunfo en el estado de Pensilvania.

Ahora el Fiscal General de los Estados Unidos, William Barr, autorizó el lunes al Departamento de Justicia a través de una misiva a investigar las acusaciones infundadas de “irregularidades” en la votación, ya que muchos líderes republicanos seguían negándose a reconocer la victoria del presidente electo Biden. La intervención del fiscal general resulta inusual, ya que la supervisión del desarrollo de las elecciones es responsabilidad de los estados y de sus respectivas leyes electorales. El documento le da a Donald Trump lo que quiere: pruebas de que el gobierno está investigando las denuncias no probadas de ilegalidades electorales generalizadas en varios estados que perdió por decenas de miles de votos.

El fiscal general, sin embargo, expresa el memorando con condiciones y advierte que los fiscales solo se centren en “irregularidades” específicas y evitan perseguir “reclamaciones engañosas, especulativas, fantasiosas o descabelladas”. Aun así, el mero hecho de la carta, a raíz de la acusación generalizada e infundada del presidente, pone en tela de juicio, una vez más, la independencia de Barr.

Barr (un leal aliado de Trump) afirmó en su carta a sus fiscales que esto no es una indicación de que el Departamento de Justicia tenga ya evidencia de casos genuinos de fraude en la elección que ganó Biden. Sin embargo, esto libera a los fiscales de antiguas restricciones para este tipo de investigaciones, en medio de un agudo debate político en Estados Unidos en el que los republicanos denunciaron que hubo votos ilegales e ilegalidades en el conteo, todo esto sin aportar evidencia alguna.

En un memorando enviado a través de las filas del Departamento de Justicia, así como al Director del FBI, Christopher Wray, Barr dijo que “ahora que la votación ha concluido, es imperativo que el pueblo estadounidense pueda confiar en que nuestras elecciones se llevaron a cabo de tal manera que los resultados reflejen con precisión la voluntad de los votantes”. A las pocas horas, Richard Pilger, responsable de la división de fraude electoral del Departamento de Justicia, presentó su dimisión, según The New York Times. Pilger explicó su decisión en un correo electrónico enviado a su equipo: “después de estudiar las nuevas reglas y sus ramificaciones, desafortunadamente tengo que renunciar a mi cargo”, escribió.

La intervención de Barr surgió poco después de que la campaña de Trump presentara otra demanda de larga duración en Pensilvania, tratando de impedir que el estado certificara sus resultados electorales. Fue la convocatoria de la contienda de Pensilvania el sábado por los medios de comunicación a favor de Biden, que sigue estando unos 45.000 votos por delante de Trump en el estado de acuerdo con The Guardian, lo que inclinó al candidato demócrata por encima de la marca del colegio electoral 270 y le concedió la presidencia.

La nueva demanda de Pensilvania retoma muchas de las demandas ya refutadas que hasta ahora no han tenido éxito en los tribunales federales y estatales. El caso se basa en la afirmación (presentada sin ninguna nueva evidencia sólida) de que los votantes fueron tratados de manera diferente dependiendo de si votaron por correo o en persona.

¿Qué está haciendo Biden al respecto?

Desde que los medios de comunicación proyectaron el sábado que Biden había ganado el crítico estado de Pensilvania, acumulando suficientes votos para reclamar la Casa Blanca, el presidente electo ha seguido adelante con sus planes para tomar las riendas del poder.

EE.UU: Biden y Harris comienzan a trabajar creando junta científica para combatir el COVID-19

Ya este lunes sostuvo una reunión para definir lo que será su estrategia y equipo para hacerle frente a la pandemia de COVID-19, que ha visto un repunte en los casos en Estados Unidos durante los últimos días, así lo confirmó la vicepresidente electa, Kamala Harris.

Sin embargo, La Administración de Servicios Generales (GSA), que gestiona los organismos federales, ha postergado la posibilidad de que los ayudantes de Biden inicien formalmente la transición, alegando que aún no se ha hecho ninguna “averiguación” sobre un ganador de las elecciones, de acuerdo con la BBC. La GSA tiene la tarea de reconocer formalmente al presidente electo, y proporcionar los fondos y el acceso a las agencias federales que el equipo de transición del presidente electo necesita.

Ante esta situación, CBS News reporta que el equipo legal del presidente electo Biden y la vicepresidenta electa, Kamala Harris, está considerando emprender acciones legales si el jefe de la agencia federal que supervisa la mecánica de una transferencia de poder no se mueve en los próximos días para liberar la financiación y el acceso a las agencias. Cuando se le preguntó si el equipo de transición podría considerar la posibilidad de emprender acciones legales para acelerar la mecánica de la transición, el funcionario respondió: “Hay varias opciones sobre la mesa, la acción legal es ciertamente una posibilidad, pero también hay otras opciones que estamos considerando”.

Por ley, la administradora de la GSA, Emily Murphy, nombrada por la administración de Trump, tiene un papel importante aunque raramente discutido: Depende de ella firmar el papeleo de entrega de millones de dólares y el acceso a espacio de oficina y equipo para comenzar las últimas etapas de la transición.

Mike Pompeo no opina lo mismo

El secretario del Departamento de Estado, Mike Pompeo, emitió unas polémicas declaraciones este martes, asegurando que habrá una “transición pacífica para un segundo período de Donald Trump” y que los ojos del mundo están sobre los Estados Unidos por lo que contarán cada voto legal.

Temor ante posibles acciones de Trump

Como presidente, Trump reveló selectivamente información altamente clasificada para atacar a sus adversarios, obtener ventajas políticas e impresionar o intimidar a gobiernos extranjeros, poniendo en algunos casos en peligro las capacidades de inteligencia de los Estados Unidos. Como ex presidente, hay razones para preocuparse de que él haga lo mismo, lo que plantea un dilema de seguridad nacional único para la administración Biden, dijeron funcionarios y analistas actuales y anteriores, de acuerdo con Independent.

Todos los presidentes salen de la oficina con valiosos secretos nacionales en la cabeza, incluidos los procedimientos para el lanzamiento de armas nucleares, las capacidades de recopilación de inteligencia (incluidos los activos en el interior de los gobiernos extranjeros) y el desarrollo de nuevos y avanzados sistemas de armas. Ningún nuevo presidente ha tenido que temer que su predecesor exponga los secretos de la nación, según los funcionarios actuales y anteriores.

¿Cuáles son las fechas claves?

Para el 8 de diciembre, todos los recuentos y la certificación de los resultados electorales deben estar completados por los estados. El 14 de diciembre, los miembros del colegio electoral se reunirán en las capitales de los estados para emitir formalmente sus votos para presidente y vicepresidente. Luego el 6 de enero, tendrá lugar la sesión conjunta de la Cámara de Representantes y el Senado para contar los votos electorales y así el próximo presidente pueda tomar juramento y posesión de su cargo el 20 de enero de 2021.

MOR.BO es un medio independiente creado por un colectivo de periodistas. Nuestra independencia y autonomía editorial nos permite ofrecer reportes y análisis intrépidos. Tienes el poder de apoyarnos en estos tiempos económicos volátiles y ayudar al financiamiento de nuestra plataforma con una pequeña contribución. Apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1. También puedes contribuir adquiriendo nuestra merch exclusiva en nuestra Contemporary Store.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • 1
    Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde
NIGHT MODE DAY MODE