CERRAR

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Coronavirus
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Music

Kanye West se orina sobre su propio Grammy, pidiendo ser “liberado” de sus contratos: “no voy a detenerme”

Parte del video de Kanye. Fotografía: Twitter @kanyewest
Words mor.bo

En el segundo día de su última tormenta de mensajes en Twitter, Kanye West siguió con sus quejas sobre la industria musical y sus demandas de ser liberado de sus acuerdos de grabación y publicación de música, publicando docenas de páginas de su contrato de grabación con Universal Music Group.

Después de referirse a la industria musical como “la esclavitud de los tiempos modernos”, West tuiteó: “Aquí están mis diez contratos con Universal… necesito que todos los abogados del mundo los miren”, y después de publicar imágenes ilegibles de los contratos, comenzó a compartir las páginas, de dos en dos. “Este es el aspecto que tiene hoy mi contrato, Kanye West”, escribió. “REZO EN EL NOMBRE DE JESÚS PARA QUE NO SE VEA ASÍ MAÑANA.”

Sin embargo, no está claro cuál es su objetivo al publicar los contratos, que están escritos en la densa jerga legal común a todos los acuerdos de este tipo y muestran que su trato ha sido renegociado en múltiples ocasiones, con West representado por algunos de los mejores abogados de la industria de la música.

Sin embargo, el momento más álgido de los tuits fue cuando West reveló: “créanme, no voy a detenerme”, publicando un video en el que se orinaba en uno de sus 21 premios Grammys.

En sus mensajes posteriores pidió a figuras como Bono, Paul McCartney, Drake, Kendrick Lamar o incluso a la mismísima Taylor Swift, que lo retuitearan para ampliar su mensaje. Desde principios de la semana, Ye ha estado hablando de la importancia de su lucha por la propiedad de sus grabaciones maestras, destruyendo a Universal Music Group y alegando que ni siquiera le darán la oportunidad de comprarlas directamente, porque siente que ellos saben que probablemente puede pagarlo.

Irónicamente, este es el mismo argumento que su némesis, Taylor Swift, hizo no hace mucho tiempo luego de que el manager de Justin Bieber, Scooter Braun, adquiriera sus grabaciones maestras por unos USD $300 millones, y provocando no solo su ira y molestia, sino una conversación sobre los derechos de los artistas sobre sus propias grabaciones maestras.

En este momento es cuando más se necesitan los medios de comunicación independientes. ¿Nos apoyas? Lamentablemente, nuestros ingresos por publicidad se han visto afectados, una fuente crítica de financiamiento para nuestro funcionamiento. MOR.BO es una de estas plataformas de comunicación y convergencia cultural que entiende que mereces leer informes honestos y comprobados. Nuestro contenido siempre ha estado disponible gratuitamente; para seguir garantizando que continúe así, necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña, esta será muy valiosa para estos tiempos de crisis y el futuro. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 o un USD 1.

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • 4
    WTF!
  • 2
    Me confunde