CERRAR

Gracias por leer nuestros informes. El periodismo independiente no se financia solo. Necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña. No importa en qué parte del mundo estés.

Mental Health
¡Espera un poco!
Read and listen
Ayy, close that door, we blowin' smoke
Technology

Las compañías ya pueden escanear el cerebro de sus trabajadores para controlar su rendimiento

Los sensores detectan la actividad eléctrica en diversas áreas del cerebro y analizan los patrones de esa actividad, que pueden correlacionarse con diversos sentimientos o respuestas fisiológicas como el estrés. Fotografía: Getty
Words mor.bo Reading 4 minutos

A medida que el mundo se apoya más en la tecnología, los empresarios también están interesados en utilizarla para entender lo que hay en la mente de sus empleados. Desde hace algún tiempo, algunas empresas tecnológicas han empezado a ofrecer dispositivos de escaneo cerebral que permitirán a los jefes saber qué necesitan sus trabajadores. Los sensores neuronales se han vuelto fiables y asequibles para apoyar los ensayos comerciales de recopilación de datos sobre la productividad de los empleados. Estos proyectos se llevan a cabo en oficinas, fábricas, granjas y aeropuertos, y las empresas que venden estos dispositivos están seguras de que pueden mejorar la vida de las personas.

Hay que dejar algo en claro: las neurotecnologías disponibles actualmente no permiten leer la mente. Los sensores detectan la actividad eléctrica en diversas áreas del cerebro y analizan los patrones de esa actividad, que pueden correlacionarse con diversos sentimientos o respuestas fisiológicas como el estrés, la concentración o la respuesta a estímulos externos. Aunque el público aún no haya adoptado la tecnología, los expertos afirman que ya está madura y lista para su uso comercial. Por ejemplo, la startup israelí InnerEye utiliza el aprendizaje profundo para mapear las señales de EEG en respuestas objetivo y no objetivo. Un objetivo puede ser cualquier cosa que un cerebro humano entrenado pueda reconocer: un arma en un escáner de rayos X, tumores en imágenes médicas, plantas enfermas o productos defectuosos. “Podemos ver esta incertidumbre en las ondas cerebrales. Nos damos cuenta de la incertidumbre”, dice el fundador y CTO de InnerEye, Amir Geva. “Los humanos tienen una capacidad única para reconocer y contextualizar la novedad, lo que constituye una ventaja significativa del sistema InnerEye sobre los clasificadores de imágenes de la IA”. Para comenzar, InnerEye está colaborando actualmente con varios aeropuertos de todo el mundo en proyectos piloto. Y no es la única empresa que trabaja para llevar la neurociencia al lugar de trabajo.

Publicidad

Por su parte, la empresa Emotiv, con sede en San Francisco, tiene el sistema MN8, que alberga sensores de escaneo cerebral en unos discretos auriculares Bluetooth. Tang Le, director general y cofundador de Emotiv, cree que la neurotecnología es una dirección prometedora para los dispositivos vestibles que permitirán obtener “indicadores cerebrales” objetivos de los estados mentales, hacer un seguimiento y comprender el bienestar cognitivo y mental de los usuarios. “Creo que es razonable suponer que en cinco años será bastante común”, dice Le. Cuando una empresa utiliza el sistema MN8, sus empleados reciben información sobre su nivel de concentración y estrés, y los directivos reciben datos agregados y anónimos sobre el equipo.

“No se nos escapa el potencial distópico de esta tecnología”, afirma Le. “Por lo tanto, somos muy cuidadosos a la hora de elegir socios que quieran implementar esta tecnología de forma responsable: deben tener un deseo sincero de ayudar a los empleados y darles poder”, añade. Si un empleado está sometido a estrés durante mucho tiempo, el sistema puede recomendarle que se tome un descanso. El usuario también puede realizar su propio experimento para averiguar qué tipo de actividad durante un descanso le devuelve mejor el ánimo y la concentración: por ejemplo, un paseo, una taza de café o una conversación con un compañero. Emotiv hace hincapié en la importancia de mantener el anonimato de los datos: así se protege la privacidad de las personas y se evita que sean ascendidas o despedidas en función de las métricas cerebrales.

Publicidad

Sin embargo, a los trabajadores les puede preocupar que los empresarios utilicen de algún modo estos datos en su contra. Karen Rommelfanger, fundadora del Instituto de Neuroética de estados Unidos, comparte este sentimiento. “Creo que hay un gran interés por parte de los empresarios en utilizar estas tecnologías. Pero no sé hasta qué punto es interesante para los empleados”, afirma. Sin embargo, los expertos dudan de que estas herramientas se conviertan en algo habitual en un futuro próximo y sean aceptadas por los trabajadores. Es más fácil imaginarlas en entornos industriales, donde un descuido momentáneo puede provocar accidentes, lesiones y pérdida de beneficios de la empresa.

Publicidad

Gracias por leer nuestros informes. El periodismo independiente no se financia solo. Necesitamos de tu apoyo con una contribución, ya sea grande o pequeña para un café para nuestro crew. No importa en qué parte del mundo estés, apóyanos desde tan solo CLP 1.000 por WebPay (si estás en Chile) o un USD 1 por PayPal (si estás fuera de Chile).

Despues de leer, ¿qué te pareció?

  • Me gustó
  • Me prendió
  • Lo amé
  • Me deprime
  • WTF!
  • Me confunde
   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido   wait! cargando más contenido

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso.

Aceptar
NIGHT MODE DAY MODE